Nueva resolución de la ONU condena la ocupación israelí de territorios palestinos

Mediante la citada resolución, el ECSOC repudió el lunes “las consecuencias económicas y sociales de la ocupación del régimen de Israel sobre las condiciones de vida del pueblo palestino, en especial en la parte oriental de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) y en los ocupados altos de Golán sirios”.

La resolución también acusa al régimen de Tel Aviv de la pobreza que vive la nación palestina en Judea y Samaria, en la ocupada Cisjordania, así como de la alta tasa de desempleo en la Franja de Gaza.

Además, el ECSOC critica a Israel por “haber impedido los esfuerzos para establecer un desarrollo sustentable” en los ocupados altos de Golán, por los que este régimen es responsable del “deterioro de la situación económica y la condición de vida” en esta región, agrega.

Sin embargo, el embajador del régimen israelí ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Danny Danon, tachó esta resolución de “partidista” y “sin fundamento”, al argumentar que el ECSOC no mencionó las peores condiciones humanitarias en Siria, país que desde el 2011 es escenario de sangrientos conflictos armados.

Las autoridades israelíes tienen previsto construir 770 nuevas viviendas en el asentamiento de Gilo, ubicado en un territorio ocupado entre Al-Quds y Beit Lahm (Belén). Ante esta decisión, el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Nikolay Mladenov, reiteró que, según las normas internacionales, los asentamientos israelíes son “ilegales” y urgió a este régimen usurpador a que ponga fin a semejantes políticas y que revoque las decisiones adoptadas al respecto.

De acuerdo con las cifras de la ONU, más de 700.000 palestinos se vieron desposeídos de sus hogares y de sus raíces con la ampliación de los asentamientos ilegales, y sus descendientes —hoy más de cinco millones repartidos en su mayoría entre la Franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Siria y El Líbano— han heredado una historia de exilio y desplazamiento.

Fuente: Hispan TV