La nadadora siria Yusra Mardini y su increible historia

Tras salvar a 20 personas en alta mar, la nadadora Yusra Mardini se ha convertido en una de las deportistas más queridas de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Yusra Mardini es una de los 10 deportistas que representaron al equipo de refugiados en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Sin embargo, además de ese logro deportivo, esta joven de 18 años posee una historia digna de mención.

Mardini, nacida en Siria, destacó desde muy pequeña en la natación pero, tras comenzar la guerra en su país, emigró hacia Europa junto con su hermana. Ambas tomaron un bote que las llevaría desde Turquía hacia Grecia. Sin embargo, poco después de abandonar la costa, el motor de la embarcación —que tenía una capacidad máxima para seis pasajeros y trasladaba a 20 personas— comenzó a fallar.

Yusra era una de las cuatro únicas personas a bordo que sabían nadar, con lo cual ella, su hermana y otras dos personas se lanzaron al mar y, durante tres horas, empujaron el bote hasta alcanzar el litoral griego y salvar a todos sus ocupantes.

La deportista más querida

El debut de Yusra Mardini se convirtió en uno de los eventos más esperados de los JJ.OO. “¡He recibido una cantidad abrumadora de mensajes de apoyo y buenos deseos de todos ustedes!”, escribió la nadadora en las redes sociales.

Hoy en día, Mardini tiene una vida muy ocupada: atiende a la prensa, concede entrevistas y responde los mensajes de sus seguidores. Esta deportista ya piensa en competir en los próximos juegos de Tokio 2020: “Deseo entrenar mucho para llegar en plena forma y tener opciones de vencer”.

Fuente: RT noticias.